OBJETIVO DE ESTE BLOG

Como miembro de la Sociedad de Socorro desde hace muchos años, y habiendo tenido la oportunidad de compartir diversas experiencias con diferentes mujeres tanto en barrios como en ramas en cuanto a esta organización en varios lugares de Europa, quisiera compartir con las demás hermanas del mundo a través de este Blog, lo que para mí sería "una Sociedad de Socorro ideal".

viernes, 8 de febrero de 2013

UNA CASA DE ORDEN

Posible idea para un día de Actividad:
(La actividad puede ir precedida por un mensaje relacionado con el tema -una mini lección ilustrativa-)
Lección: LA IMPORTANCIA DE TENER NUESTRA VIDA EN ORDEN
Introducción:
Las hermanas de la Sociedad de Socorro son unas privilegiadas porque conocen la verdad del Evangelio restaurado. El Señor espera de cada una de ellas que reflejen en sus vidas el conocimiento que poseen. Si nos basamos en que la casa de Dios es una casa de orden, entonces nuestras vidas también deben estar en orden.
Hacer leer DyC 88:118-119
Puntos principales:
1. El Espíritu no puede morar en templos impuros.
Mostrar una imágen de desorden, tal como por ejemplo la que se muestra arriba, y preguntar:
¿Cómo os sentís cuando véis un desorden así?
¿Pensáis que es agradable vivir rodeadas de tanto desorden?
¿Cómo puede afectar este desorden a nuestras emociones? ¿a nuestros pensamientos? 
¿En qué otra manera puede afectar este desorden a nuestra vida?
¿En qué forma un lugar desordenado es un lugar impuro?
¿Por qué el Espíritu Santo no puede morar en templos impuros? 
2. La casa ordenada es un reflejo de que seguimos al Señor
Cuando aceptamos el Evangelio en nuestras vidas, de la misma forma que nuestra forma de vestir (siempre decorosa)  y nuestra forma de hablar (educadamente, y sin groserías), el lugar en dónde vivimos también debe reflejar el hecho de que hemos puesto al Señor en nuestras vidas.
3. El orden siempre es belleza, y nos da paz
El orden nada tiene que ver con el dinero: una casa puede ser humilde, pero ordenada, mientras que un lugar lujoso puede estar muy desordenado.
Mostrar un lugar desordenado y otro ordenado, como por ejemplo, estas dos imágenes




Preguntar: ¿En qué tipo de habitación prefiriríais vivir, en la de arriba o en la de abajo? ¿Por qué?
¿Por qué sentimos más paz cuando vemos la habitación ordenada?

Conclusión:
El Señor espera que pongamos nuestras vidas en orden. Si queremos tener la guía constante del Espíritu Santo en nuestras vidas, tenemos que aprender a vivir ordenadamente. Nuestro hogar es el lugar en dónde nos refugiamos de las cosas negativas del mundo. Hagamos de él nuestro templo privado, un lugar de orden, un lugar de amor, un lugar en dónde reina el Espíritu.



POSIBLES ACTIVIDADES RELATIVAS AL ORDEN
1. Confección de una libreta clasificadora para apuntar las ideas que nos ayudarán a mantener el orden en nuestros hogares, como por ejemplo, las que se muestran a continuación:
 
                       libreta de 
                       espirales
                       decorada
                       con flores
                       de fieltro
Libretas con anillas
            
                
libreta
popurrí
                                                                                                          libretas con lacitos

          libreta
          con 
        cartulina
        botones
        y cintas
            libretas con bonitos dibujos
Aparte de la confección de las libretas, podemos anotar también en sus páginas las pequeñas metas que ayudarán a lograr tener una casa ordenada. Por ejemplo, una página para cada habitación, otra para el baño, otra para la cocina. En cada una, apuntar el trabajo que se hará para conseguir ese orden.
Este es un ejemplo:
Cocina:                                                                           
. limpiar la mesa  (1 minuto)
. colocar sillas alrededor (1 minuto)
. fregar platos y otros enseres (10 minutos)
. otro trabajo de orden rápido (3 minutos)
Total del tiempo  para ordenar la cocina: 15 minutos

Metas para convertir en hábitos:
1. antes de acostarse, dejar la cocina toda recogida para que al levantarse al día siguiente, el ánimo y el espíritu se vean vigorizados al poder disfrutar del orden.
2. a cada vez que se deja una cosa sucia en el fregadero, limpiarla enseguida en lugar de dejar todo apilado. De este modo se irán haciendo las cosas sin casi darse cuenta.
 Baño: 
. meter la ropa sucia en los recipientes dispuestos para ella 
(1 minuto)
. después de cada ducha o baño, antes de abandonar el lugar, secar rápidamente con una toalla todo lo mojado (3 minutos)
. sustituir las toallas sucias por las limpias (2 minutos)
Total del tiempo para ordenar el baño: 6 minutos
Meta para convertir en hábitos:
1. cada vez que se use el baño, antes de ir a otra habitación, cerciorarse de que todo está en su sitio.
Si se hace a cada vez, pronto se convertirá en un hábito y no costará ningún esfuerzo tener el baño ordenado.
Salón:                                
. ahuecar los cojines de los sofás después de sacar las revistas y otras cosas que tuvieran encima (3 minutos)
. pasar el plumero encima de los muebles (5 minutos)
. colocar revistas u otras cosas en su lugar (2 ninutos)
Total del tiempo para ordenar el salón: 10 minutos

Meta para convertir en hábitos:
1. Al finalizar el día, antes de acostarse, dejar el salón siempre recogido para que de esta forma una se marche a dormir con una sensación de paz y de satisfacción.




Otra idea para ayudar a ordenar:
Decoración de cajas de distintos tamaños, tales como por ejemplo las que se muestran aquí:
Todas las cajas son muy útiles para guardar todo tipo de objetos. 
 También se pueden dividir por dentro para guardar las cosas más
 pequeñas, por ejemplo como ésta.
 Se puede decorar con papel al gusto de cada una.
  
                            Se puede dividir un cajón del armario o de la  
                            cómoda con pequeños compartimentos hechos
                            de cartulina de pequeñas cajas sin tapa.
  
  Para guardar papeles, documentos, libros, libretas, etc.
   se puede decorar una caja vertical sin su tapa.










                                  Otro ejemplo de caja  con                                   compartimentos para meter 
                                  nuestra bisutería. Este tipo 
                                  de caja es bastante plana,
                                  como por ejemplo, una caja
                                  en dónde teníamos las botas
 
En un simple armario que hace las veces de trastero se pueden guardar varias cajas que nos ayudan a mantener el orden necesario para que siempre podamos tener todo recogido.


                                                             

UN SITIO PARA CADA COSA, Y CADA COSA EN SU SITIO            

No hay comentarios:

Publicar un comentario